Ya sea porque compraste una vivienda en ruinas por poco dinero o porque tu propia casa necesita una reforma integral, necesitas trucos infalibles que te permitan organizarte, ahorrar algo de dinero, o simplemente adquirir información para comenzar. Aquí te lo contamos, ¡manos a la obra!

A la hora de comenzar un nuevo proyecto de construcción, será interesante saber qué se necesita aportar para que el éxito sea lo único que se encuentre en dicho proyecto.

En Construcciones Construsol somos expertos en ese sentido, y nos decantamos por ofrecer al cliente, todo aquello que precisa para disfrutar de proyecto, de soluciones y por supuesto, de los resultados que se obtengan en la vivienda que se haya construido o reformado.

PASOS A SEGUIR EN UN PROYECTO DE CONSTRUCCION

Cuando comienzas un proyecto como el de rehabilitar una vivienda es necesario que comiences pensando (o más bien evaluando), la cantidad de trabajo que realizarás y la ayuda de profesionales que requerirás.

Para eso, un truco que funciona muy bien es el de tener muy bien pensado qué se quiere hacer con exactitud, de forma que asesorarse y revisar las tendencias en arquitectura y decoración, etc., es un detalle a tener en cuenta para ir sobre seguro en el proyecto que hayas planeado y explicado a los profesionales de la construcción y las reformas.

Además, será importante pedir presupuestos sobre todas las ideas que te ronden la cabeza, y con varios proveedores, de forma que finalmente puedas elegir al mejor, que estamos convencidos de que estaremos en la lista y en primeras posiciones.

trucos-infalibres-rehabilitacion-vivienda-2

No conviene fiarse de reformas a bajo precio, porque la calidad también se va a ver mermada, aparte de que el presupuesto inicial será uno, y el final será otro mucho mayor, ya que irán aumentando detalles a la obra que una vez contratado el servicio no vas a poder negarte a pagar.

Al contratar profesionales con referencias tienes la garantía de que el trabajo se realizará bien, podrás tener un punto de vista profesional y tendrás la protección de un profesional con seguro civil. Por eso, es preferible contar solo con profesionales reglados, aquellos que tengan todos los permisos al día, y que cuenten con una cuadrilla de trabajadores experimentados en cada uno de los oficios que necesitará la rehabilitación de una vivienda.

A la hora de pagar también conviene ser cautos, y no pagar todo el trabajo por adelantado.

Nosotros nunca lo vamos pedir así, sino que un porcentaje de entre un 20% y un 50%, según el tipo de obra que se deba realizar, es lo que solemos pedir como anticipo del trabajo, para hacernos con el materia, necesario y que empezar la rehabilitación de la vivienda no suponga contratiempos para ninguna de las partes implicadas.

QUE HACER CUANDO LA OBRA SE INICIA

Una vez se haya iniciado la obra, los siguientes pagos debería ser cuando se empiece a trabajar en la albañilería, o el de la fontanería, o se comiencen a colocar los suelos.

Vale aclarar que es recomendable reservar un porcentaje del dinero para pagarlo al finalizar la obra, incluyendo la legalización de las instalaciones eléctrica y de gas.

Es usual que haya reclamos por materiales no cobrados o retoques de último momento, por lo que tienes que recordar tener las facturas emitidas y detalladas en tu poder.

trucos-infalibres-rehabilitacion-vivienda-1

Muchas veces se puede evitar gastar bastante dinero con una simple buena elección de materiales: revestimientos vinílicos, pintura anti humedades, materiales de pvc, etc, son algunos de los ejemplo más comunes.

La pintura es un elemento necesario para dar un nuevo aire a tu vivienda de forma económica y sencilla. Es por eso que con la pintura se puede mejorar cualquier espacio de la casa, haciéndolo más agradable, otorgando luz o ampliando espacios.

En el caso de los baños, por otro lado, puedes hacer uso de materiales como esmaltes sintéticos o papeles resistentes a la humedad en las paredes. En el caso de los suelos, existen baldosas que imitan otros materiales, pero resistentes a los agentes externos típicos de los baños, como la humedad.

En resumidas cuentas, contar con profesionales de la construcción en Toledo, que sepan aconsejar sobre el tipo de materiales que se deben instalar en la rehabilitación de la vivienda, también es valor añadido, ya que será una forma segura de alargar el tiempo de disfrute de la reforma, y por supuesto, de tener siempre presente el servicio profesional que la empresa haya brindado al cliente.